Como especialistas en revisiones de calderas en Torrejón de Ardoz, queremos explicar en este post la frecuencia con la que se deben examinar estos equipos y por qué es tan importante que sean técnicos autorizados quienes se encarguen de esta labor.

Hasta hace no mucho, era obligatorio que las calderas pasarán una revisión todos los años. Sin embargo, se cambió la normativa y ahora la ley señala que debe ser cada dos. Aunque los expertos aconsejamos que para un buen funcionamiento, consumo y duración de la caldera se sigan realizando dichas revisiones cada año, sobre todo si la caldera tiene ya cierta antigüedad.

Según señala el Reglamento de Instalaciones Térmicas de Edificios, es el usuario de la caldera el encargado de solicitar que revisen el aparato de gas cada dos años, cinco en caso de tratarse de un calentador de agua. También hay que aclarar que no es obligatorio que esta inspección sea hecha por la comercializadora de gas. Otros técnicos, debidamente autorizados, pueden encargarse de la tarea. Eso sí, pide que te muestren su identificación y desconfía de quienes no tengan.

Las revisiones de calderas en Torrejón de Ardoz deben complementarse con un buen uso de los equipos y la instalación de gas. El usuario debe responsabilizarse del mantenimiento y no seguir prácticas que perjudiquen al rendimiento y el funcionamiento del aparato.

Cuando se realiza la instalación de una caldera de gas es obligatorio habilitar una rejilla de salida de aire en el habitáculo donde va colocada. Es una de las medidas de seguridad más importantes, a excepción de las calderas estancas, en cuyo caso dicha rejilla no es obligatoria.

Si quieres que realicemos alguna reparación de equipos, también puedes contactar con Vial-Gas.